Entrevista exclusiva a Jean Shinoda Bolen

DESCUBRIENDO LAS DIOSAS EN CADA UNA DE NOSOTRAS

En esta nota en exclusiva para Armós, nos explica la importancia de  identificar a las diosas de cada mujer en nuestra vida, y de qué manera el reconocimiento de los arquetipos puede mejorar nuestra relación con nosotros mismos y con nuestro entorno.

Jean Shinoda Bolen, es la autora del libro Las Diosas de Cada Mujer y visitará Argentina con dos únicas presentaciones, una en Buenos Aires y otra en Córdoba. Jean es doctora en medicina, analista junguiana y profesora de Psiquiatría en la Universidad de California, San Francisco. Además de Miembro distinguido de la Asociación Psiquiátrica Americana y es Analista del Instituto C.G Jung desde el año 1974.

-¿Por qué es importante identificar a las diosas de cada mujer en nuestra vida? ¿Qué la impulsó a investigar sobre este tema?

Las Diosas en Cada Mujer nos ayuda a entender y comprender que venimos a este mundo con características e instintos que nos son inherentes, y que podemos observar desde nuestra infancia. Estas cualidades son arquetipos -los que denomino los arquetipos de la Diosa.

He llamado a siete de estos arquetipos con nombres de las diosas griegas. Al mismo tiempo, otra fuerza poderosa actúa sobre nosotros -las expectativas con la que las mujeres son juzgadas: como buenas o malas, aceptables o no. Mientras que en la actualidad, la cultura esta cambiando y las mujeres tienen más elecciones para cambiar los estereotipos.

-¿Cuáles son los recursos que permite desarrollar el arquetipo de la diosa Artemisa?

Artemisa es el arquetipo que habita en los ambientalistas, activistas por el derecho de los animales, feministas y protectores de los niños. Es el arquetipo en jóvenes y mujeres que pueden trazar sus metas y son persistentes en lograrlas. Jóvenes que se expresan y dicen “no es justo!” y que pueden competir con los varones como iguales, chicas que aman la naturaleza, que establecen lazos de amistad con jóvenes y que poseen un espíritu íntimo e indomable. Artemisa prospera cuando el feminismo hace posible que las jóvenes y las mujeres sigan sus instintos naturales, sus pasiones curiosas y sus talentos. Los círculos de las jóvenes y las mujeres, creando rituales, trabajan en conjunto en proyectos importantes, lo que ayuda a desarrollar el arquetipo. Campamentos de verano para jóvenes, el cuidado de animales, personas que se conmueven contemplando la vía láctea, sintiéndose parte de la naturaleza,  todas cualidades y características de Artemisa. El arquetipo de esta Diosa esta activo en mujeres que quieren pertenecer y ser parte del círculo de las mujeres con un centro sagrado que apoya la autenticidad, la espiritualidad, la comunicación auténtica, valiéndose del silencio en algún punto para reflexionar, meditar y rezar.

 

-¿Qué otros arquetipos de diosas existen?

Las tres diosas independientes no están expresadas a través de las relaciones:

Artemisa es la hermana-feminista, protectora de los niños vulnerables, las mujeres, los animales y la naturaleza. Atenea con su mente práctica es exitosa en los negocios y en la política. Hasta con su paz interior establece el orden y un espacio sagrado. Las  cuatro diosas cuyas relaciones hacen que sus vidas sean significativas: Hera la esposa, Deméter la madre, Afrodita la amante, y Persefone que comúnmente esta compuesta por personalidades más fuertes que toman decisiones por ella.

En las culturas formadas por la tradición y la religión, las jóvenes son educadas con la expectativa de que se conviertan en esposas y madres, y permanecen vírgenes hasta el matrimonio, lo cual funciona si ésto coincide con el arquetipo que poseen. Este era el panorama en los Estados Unidos hasta 1960-1980 cuando la autoridad era cuestionada, el movimiento por los derechos civiles, el movimiento contra la guerra, el movimiento hippie, la revolución sexual y el movimiento de las mujeres, contribuyeron a liberar los arquetipos de las diosas. (Artemisa y Atenea hacia la educación y las profesiones, y Afrodita hacia la revolución sexual).

Los hombres tradicionales de cualquier edad y país son similares con respecto a la actitud patriarcal que tienen con respecto a las mujeres, la elección de una mujer para casarse y tener hijos conlleva a la elección de una mujer más joven que sea aceptada para su familia – una Perséfone (la soltera) quien quiere casarse (Hera) y tener hijos (Deméter).

 

-¿Qué importancia tiene reconocer los arquetipos en los hombres y en las mujeres?

Cuando los hombres y las mujeres están en la Universidad, los hombres se sentirán atraídos si tienen actitudes igualitarias con las mujeres – ya sea como amigas, amantes o esposas. La generación milenaria de los hombres en los Estados Unidos se inclina por ésto, y si es así, los arquetipos atractivos por los que se sentirán conectados serán probablemente una combinación de Artemisa, Atenea y Afrodita.

Cuanto más íntegro sea el hombre, con su lado masculino y femenino desarrollado y haga uso de su corazón y mente, mayor será su atracción a su igual (y viceversa) Artemisa, Atenea y Afrodita en equilibrio con Hestia, Deméter, Perséfone y Hera.

Cada relación puede ser jerárquica, cada persona tiene poder sobre las prioridades, decisiones y se espera que la otra parte lo acompañe, (comúnmente es él y no ella). O es un círculo, es decir en una relación de círculo de dos, las necesidades y prioridades de ambos es considerada, se comunican, se ajustan y confían mutuamente. Una relación jerárquica es la de estructura patriarcal; también es la estructura que adopta el narcisista y el co-dependiente.

En los círculos mixtos, los hombres a menudo dominan la conversación y las mujeres los respaldan y tienden a no discrepar con ellos. En todos los grupos masculinos, los hombres miran a su alrededor y buscan al más “alfa” y tendrán una buena relación con alfa, como lo hacen los hombres. En todos los grupos integrados por hombres, las conversaciones no son personales y se evita la vulnerabilidad (una excepción – el proyecto de la humanidad en los Estados Unidos).

¿Qué promueve el círculo de mujeres?

 

En el círculo de las mujeres y sus amistades, la confianza se establece al compartir lo que tiene importancia a nivel personal  de manera recíproca. La ansiedad y el estrés se reducen cuando se dialoga y los niveles de oxitocina (hormona de la vinculación) se incrementan. El círculo apoya a sus integrantes. Cuando se trata de un círculo con un centro sagrado o espiritual, el silencio para la meditación, la reflexión y la oración hacen del círculo un espacio Hestia (un espacio sagrado que nutre el alma).

Los círculos apoyan a las mujeres que lo integran y las alienta a que hagan lo que es importante para cada individuo. Las activistas y defensoras saben que el círculo “las respalda”, por ejemplo cuando una mujer hace algo por primera vez, o habla sobre la verdad o el poder.

La hermandad es una cualidad de Artemisa, desde el momento que una niña es exploradora y una guía. En los Estados Unidos las jóvenes juegan al fútbol en las escuelas primarias, lo que desarrolla su Artemisa, y son respaldadas y apoyadas para que hagan lo que aman. También realizan actividades al aire libre con animales, e incluso llegan a dominar un deporte, que les lleva un tiempo de práctica.

Entrevista: Rosana Guerra. Periodista.

Traducción de inglés: Docente Conrado Seifert.

Instagram: conrado_b_seifert

conradobischoffseifert@gmail.com

Deja un comentario